martes, 18 diciembre 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Citas con el Dentista E-mail

 

Trate estos consejos para preparar a los niños y conseguir que salgan de la casa sin mayor problema. Sea breve. El hablar mucho o en forma demasiado explícita sólo puede hacer que el niño se asuste. Infórmele al niño pequeño que van a ver al doctor o al dentista, la mañana de la visita, o aún mejor, en el camino. Si usted dice al niño que no le van a poner una inyección, pero luego sí se la ponen, entonces él se sentirá engañado. Él puede en consecuencia oponerse a ir al doctor la siguiente vez.


dentistasNo negocie el hecho de ir a ver al doctor. Si usted deja que la cita se convierta en objeto de una negociación, usted podría ver que esta escena se presenta repetidamente. Si su hijo se niega a ir, reconozca sus sentimientos, pero separe el sentimiento de lo que es el comportamiento del niño. No utilice las idas al doctor como castigo. "He sido testigo de cómo muchos padres dicen a sus hijos: "Si no te portas bien, te llevaré de vuelta al doctor y te va a poner una inyección". O bien: "Si no dejas de llorar, te llevaré al doctor. Intente estos consejos provechosos en el consultorio y después de que se vayan:


1. Manténgase en calma y sea positivo. Guarde sus preocupaciones y manténgase bajo control, particularmente si su niño está gravemente enfermo o lesionado. Los niños captan las señales de la manera cómo reaccionan sus padres ante su enfermedad.


2. Converse sobre lo que usted ve en el consultorio. Mire a su alrededor, identifique y comente sobre lo que usted ve. En muchos consultorios de médicos y dentistas usted puede encontrar modelos en tercera dimensión del cuerpo humano y de la boca.


3. Mantenga a los niños cerca de usted. Sostenga a su hijo pequeño en su regazo el máximo tiempo que pueda durante el examen del doctor. Pida que su dentista le asigne un lugar lo más cerca posible de su hijo. Haga algo divertido cuando termine la visita. Una parada en el parque zoológico, un momento juntos leyendo su libro preferido o una ida a tomar un chocolate caliente pueden añadir un final feliz a la visita al doctor o al dentista.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos